Conoce tus derechos: Adaptaciones razonables en viviendas, preguntas frecuentes

Todos necesitamos una vivienda segura y estable para prosperar. Pero las personas con discapacidad con frecuencia enfrentan barreras para tener acceso a vivienda.

Una herramienta para levantar estas barreras es solicitar una adaptación razonable. Estos cambios en las normas, políticas, prácticas o servicios garantizan que la gente con discapacidad tenga la misma oportunidad de habitar una morada que una persona sin discapacidad.

¿Qué leyes protegen a las personas con discapacidad contra la discriminación?

¿Qué califica como una adaptación razonable en una vivienda?

¿Qué pasa si tengo un animal de servicio o un animal de ayuda?

Mi lugar de estacionamiento asignado está muy lejos para mí caminando debido a mi discapacidad. ¿Puedo obtener un espacio más cercano?

El elevador de mi edificio siempre se descompone y no puedo llegar a mi apartamento. ¿Qué puedo hacer?

Recibí un aviso de desalojo para fin de mes, pero necesito tiempo adicional para empacar mis cosas y mudarlas.

Tengo un vale del Artículo 8 para vivienda de una recámara, pero necesito espacio adicional para almacenar equipo médico debido a mi discapacidad.

¿Cómo hago una solicitud de adaptación razonable?

 

¿Qué leyes protegen a las personas con discapacidad contra la discriminación?

La ley federal protege a la gente con discapacidad contra discriminación en todo tipo de vivienda, incluyendo apartamentos en renta, condominios y casas. Bajo la Ley de Vivienda Justa, se considera discriminación que un casero se rehúse a hacer alguna adaptación razonable.

El primer paso para solicitar una adaptación razonable en una vivienda es entender lo que es. Abajo está la definición y algunos ejemplos.

¿Qué califica como una adaptación razonable en una vivienda?

Una adaptación razonable es un cambio en las normas, políticas, prácticas o servicios. El cambio es necesario para brindarte igualdad de oportunidades para usar y disfrutar una morada. Una persona que solicita una adaptación razonable debe calificar como persona con discapacidad.

Las solicitudes de adaptaciones razonables se consideran caso por caso.

Los cambios estructurales hechos a locales existentes que no reciben asistencia económica federal son modificaciones razonables, no adaptaciones razonables. Bajo la Ley de Vivienda Justa se considera discriminación que un casero se rehúse a permitir una modificación razonable a expensas de la persona con discapacidad.

¿Qué pasa si tengo un animal de servicio o un animal de ayuda?

Algunas personas con discapacidad dependen en la asistencia de animales para trabajar o desempeñar tareas en su beneficio. Esto incluye animales que brindan apoyo emocional o compañía para aliviar los síntomas de una discapacidad.

Algunos caseros prohíben mascotas por completo o tienen otras restricciones para mascotas. Un animal de ayuda no es una mascota. Los caseros con políticas de prohibición de mascotas o con restricciones de peso para las mascotas deben considerar las solicitudes de adaptaciones razonables.

Un inquilino con una discapacidad puede solicitar una adaptación razonable que le permita mantener un perro, aunque éste exceda la restricción de peso.

Si el perro u otro animal alivia los efectos negativos de una discapacidad o ayuda a sobrellevar una discapacidad, el casero debe otorgar la solicitud.

 

 

Mi lugar de estacionamiento asignado está muy lejos para mí caminando debido a mi discapacidad. ¿Puedo obtener un espacio más cercano?

Los inquilinos con discapacidad pueden llegar a tener necesidades específicas de estacionamiento. Recorrer largas distancias desde el apartamento hasta el auto puede causar dolor o lesiones. Para esas personas, el uso y disfrute de su morada se disminuye al no tener un espacio de estacionamiento cercano a su apartamento. Una lista de espera de estacionamiento “por orden de llegada” por parte del casero puede afectarlos negativamente.

El inquilino puede pedir una adaptación razonable para tener un espacio de estacionamiento cercano a su apartamento o una excepción a la política “por orden de llegada”.

El elevador de mi edificio siempre se descompone y no puedo llegar a mi apartamento. ¿Qué puedo hacer?

Los elevadores de apartamentos con frecuencia se encuentran en mal estado y, sin embargo, los caseros pueden esperar meses para repararlos.

Ejemplo: un inquilino con cuadriplejia puede solicitar una adaptación razonable para tener un apartamento en el primer piso en tales circunstancias. Si el casero no le ofrece al inquilino un apartamento en el primer piso, el inquilino puede solicitar que el casero repare el elevador con urgencia.

Recibí un aviso de desalojo para fin de mes, pero necesito tiempo adicional para empacar mis cosas y mudarlas.

El desalojo puede tener un impacto particularmente negativo sobre inquilinos con discapacidad.

Ejemplo: el inquilino puede haber recibido un aviso de desalojo, pero no puede desocupar el apartamento en la fecha de desalojo debido a su discapacidad.

Bajo ciertas circunstancias el inquilino podría solicitar una adaptación razonable para aplazar su fecha de desalojo.

 

Ejemplo: La administración de la vivienda emite un aviso de desalojo mientras un inquilino está en un hospital de salud mental e incapaz de entender las medidas.

El inquilino podría posponer una audiencia conciliatoria hasta que haya salido del hospital y pueda comprender la audiencia.

Tengo un vale del Artículo 8 para vivienda de una recámara, pero necesito espacio adicional para almacenar equipo médico debido a mi discapacidad.

Los programas de vivienda subsidiados por el gobierno federal tienen una variedad única de reglas, políticas, prácticas y servicios. Para garantizar que las personas con discapacidad tengan un uso igualitario del programa, a veces es necesario modificar esas reglas.

Ejemplo: en el programa de Vales para Elección de Vivienda/ Artículo 8 las reglas dictan el tamaño de la unidad en renta.Una persona con una discapacidad podría requerir lugar adicional para almacenar equipo relacionado con la discapacidad. Quien recibe el vale puede solicitar una unidad más grande como una adaptación razonable.

 

Ejemplo: el programa de Vales para Elección de Vivienda también establece el máximo subsidio que una familia puede recibir. En un mercado de vivienda limitado, tener un miembro de la familia con discapacidad significa que la familia podría tener dificultad para localizar unidades asequibles.

La escasez de unidades asequibles adecuadas para el miembro de la familia puede ser una razón para obtener un aumento al subsidio (o “pago estándar”) como una adaptación razonable.

¿Cómo hago una solicitud de adaptación razonable?

Si has identificado una solicitud de adaptación razonable que quieras hacer, revisa nuestro Manual de Vivienda Justa para que conozcas los siguientes pasos para hacer tu solicitud: http://bit.ly/drohousing

También puedes ver los videos acerca de la Ley de Vivienda Justa y adaptaciones razonables en Lenguaje Gestual Estadounidense (ASL, por sus siglas en inglés) con subtítulos en inglés. La Alianza Nacional de Vivienda Justa, en colaboración con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos, creó estos videos: http://bit.ly/fhavideos